Annie Hall: La eterna referencia del estilo y del poder en movimiento.

Annie Hall: La eterna referencia del estilo y del poder en movimiento.

by Isabella Ruiz

En momentos específicos de la historia la pantalla grande ha representado para las mujeres lo que las vitrinas, los desfiles, y la era digital a su vez nos han resignificado con el paso del tiempo. El cine como fuente de inspiración, nuevas ideas y muestra de un estilismo excepcional nos ha proporcionado una forma de vernos a nosotras mismas, además del concebirnos con/hacia el otro y de posicionarnos frente al mundo y frente a una sociedad estructuralmente patriarcal. Por décadas, la moda y el cine nos han invitado a cuestionar el poder del estilismo, y sobretodo el poder del estilo dentro de un dinamismo de inconformidad y búsqueda constante por alcanzar su máxima libertad de expresión.

 La evolución de la moda se ha dado gracias a eventos históricos que implicaron una “redomesticación” de lo femenino y le han dado mayor amplitud a lo que exclusivamente se consideraba de uso masculino. Ejemplo de ello encontramos al personaje de Annie Hall en la década de los 70s en un amargo y cómico romance de Woody Allen (1977). Y aunque la época, como el contexto social ya disfrutaban de una mayor diversidad y libertad de genero, Annie Hall se establece como una verdadera ‘It Girl’ dentro la industria y en paralelo refuerza no solo la narrativa de la película, sino a su vez de la época en sí y de la búsqueda por romper con los estereotipos mismos del cine, el clásico de una mujer atractiva que logra junto con su figura y sensualidad fascinar, así como complacer la mirada masculina; ‘the male gaze’, y a si misma a través de esta.

Los trajes y chalecos (como tercera pieza) fueron por mucho tiempo dictaminados como piezas únicas del estilismo masculino, sobretodo como representación de privilegio y poder dentro de este género. A partir de su estética ha simbolizado éxito y profesionalismo, elementos que por varias décadas se le fueron casi que prohibidos a las mujeres dentro de su cotidianidad. En términos históricos, el traje ha reivindicado y a su vez ha redefinido las propias normas de géneros, tal y como lo demuestra Annie Hall siendo un referente de estilo cosmopolita que logra con su irreverencia y protagonismo reconstruir desde lo masculino el estilismo femenino.

 Viajando a través del tiempo

En 1966 Le Smoking de Yves Saint Laurent es considerado como un momento clave para la industria, al actuar como vehículo de la liberación femenina al introducir trajes especialmente adaptados a la silueta femenina; otro momento en la historia que rompió con el estereotipo y la exclusividad del traje de tres piezas para el estilismo masculino o en 2016 cuando en su colección de otoño/invierno Ralph Lauren rindió homenaje a Annie Hall con su desfile repleto de corbatas y prendas de punto. En manos de Maria Grazia, en 2019 la reivindicación de las prendas femeninas volvió a tomar voz con la colección de otoño/invierno de Dior en la que se homenajeo a las también irreverentes e icónicas Teddy Girls.

 Breve radiografía de Annie Hall

Aunque en el inicio Annie Hall promete ser la típica mujer enamoradiza que sesgada se entrega completa y sin medida a un hombre. A la par que avanza la trama de la película y su relación sentimental con Alvy Singer esta toma control de lo que para si misma corresponde y significa ser su propia voz, encontrar su felicidad y satisfacción en su sueño de ser cantante y mudarse a Los Ángeles con la esperanza de expandir su carrera como artista.

 

¿Cómo se ha convertido Annie Hall en un referente en la moda?

En esencia ha sido gracias a su look atemporal. Aunque parece un look bastante sencillo, de colores neutros, se destaca por el protagonismo de piezas propiamente masculinas: camisas, pantalones de pinzas, chalecos, corbatas y zapatos de traje planos. Su toque femenino es a su vez el elemento que desafía toda estereotipo y estética estrictamente normativa, además de que su comportamiento no convencional e independiente trasciende a sus formas de estética y estilo, resalta la sensación andrógina de los 70s, que ha llegado para quedarse. 

En este articulo incluimos una pequeña guía con piezas fundamentales para adoptar un look al estilo de Annie Hall✨:

  • Camisa: blanca o a cuadros (aunque cualquier otro tono no estaría de más).
  • Corbata: juega a introducir esta pieza según tu preferencia y estilo (clásico o arriesgado).
  • Chaleco: puede ir en negro o tartán, y hasta puede ser a cuadros o llevar algún estampado.
  • Pantalones: en color caqui o de la gama de colores neutros, de pinzas a la cintura y tiro alto.
  • Sombrero: incluye un modelo fedora, como el mismo que uso Annie Hall (con el fin de mantener la esencia del estilo).

Tip: Si eres amante de la moda o tienes un estilo boyish, sin duda alguna el estilismo de ANNIE HALL es ideal para ti. Conoce nuestro suit disponible aquí - Annie Hall Vintage Suit 💘.

 Si tienes alguna pregunta o duda sobre este articulo o  nuestra ultima colección no dudes en escribirnos o dejar un comentario al final de la publicación. En TL&P la conversación siempre estará abierta para que juntos construyamos este camino hacia la sostenibilidad. 

 Escrito por Bella 💌

 

Leave a comment